viviendo hisotiras

Explorando el Inconsciente con Carl Gustav Jung: La Importancia de Vivir en una Historia

 

 

El otro día en la Formación en Terapia Narrativa Sincrónica los alumnos estaban haciéndome un mapa, es decir yo era el “viajero” y ellos me guiaban a través de Inconsciente. Hay un momento en la Formación en que me toca a mí ser Alicia y los participantes les toca  hacer de Conejo Blanco. 

 

En el Mapa apareció un arquetipo disfrazado de mi padre, que me instó a contar lo importante que es vivir en una historia en nuestra vida y de ese mapa surgió la promesa de que te escribiría sobre esta idea, inspirado por mi “Padre Interno”. 

 

¿Qué significa estar viviendo una historia? 

 

Ir de aventuras igual que Tom Sawyer, que poseído por su arquetipo del Buscador y el Bufón caminaba por las aguas del Misisipi. El problema no es estar no viviendo una historia, si no darse cuenta de como estoy viviendo esa historia. Esto es lo que me hizo pensar mi padre. 

 

Él está jubilado, pasó de dirigir un restaurante, a dirigir la venta del mismo y finalmente cesar su actividad como empresario. Pero mi padre después de esto sigue teniendo ese fuego en los ojos. Sigue al igual que Tom metido en sus aventuras con sus amigos. En cambio mi madre vive las aventuras de sus hijos, su mirada se pierde en el horizonte de los otros. 

 

Y entendí lo que últimamente me viene a visitar en mi vida, personas que han perdido a su protagonista y no pueden vivir su historia. 

 

Por ejemplo, ahora iba a hablar de mí, pero tú que quizás ya hace un tiempo que me sigues, no quiero repetirme, así que te pondré un ejemplo de un compañero de viaje que le estoy haciendo el acompañamiento individual. 

 

Él está de aventuras en historias que ocurren en su trabajo, su paternidad y sus amistades. En cada una de ellas el protagonista que aparece es un héroe elegido de entre una muchedumbre de aspectos de la personalidad. Se trata de una combinación forjada por el destino cincelado por su familia. Esto nos ocurre a tod@s a veces el/la orfebre es nuestro padre otras veces es nuestra madre y a veces se intercambian. Sea como fuere, lo que ocurre es que mi héroe será hecho a imagen y semejanza de lo que yo entendí que quería el destino de mí. 

 

Pero hay un jefe de orfebres oculto en los más recóndito de mi Psique, el verdadero Joyero del Reino, que forja y pule diamantes desde el principio de los principios. Y este tiene y utiliza su cincel en nosotros, con cada golpe surge una familia, con cada acometida una nueva vida se vive y con cada soplido nuestra conciencia va tomando forma. Este es el creador de historias, el que vive la vida a través de sus protagonistas e imagina el futuro con ese fuego en los ojos, esa mirada de quien vive para vivir aventuras y sabe que sin ellas la vida no continúa, estoy hablando del que navega por las aguas del río de la vida, al igual que lo hacían Tom y Huck en el Misisipi.

 

El problema reside cuando nos resistimos, ya sea por ignorancia o por lealtad a los pequeños orfebres que hemos conocido a lo largo de nuestra vida, a dar vida a otro protagonista. Digamos que a la mayoría nos encanta ser actores encasillados con un protagonista, es lo conocido, familiar y se nos da bien. Pero hay un problema, el constructor de historias no se detendrá ante el anquilosamiento de su actor principal y nos meterá de lleno en la siguiente historia que entra en nuestra vida como lo hacen los afluentes que vitalizan el río de nuestra Psique. 

 

Así desde esta barca arrojada a las corrientes del Creador de historias, podemos ver las historias de nuestra vida y podemos preguntarnos ¿Qué protagonista me pide cada una de ellas? 

 

Esta pregunta es revolucionaria, porque de repente ya no tengo que ser “el de siempre” sino todo lo contrario seré algo nuevo, distinto que tiene como objetivo encajar en la historia que se está escribiendo para él. Ahora ya no tendré que luchar para que la historia se adapte a mi manera de “actuar”. A veces confundimos actuar con SER, el que actúa interpreta un papel que tiene un impacto en lo que lo rodea, en cambio el que Es no actúa, simplemente vive la escena desde la conciencia de quien se sienta en la platea. Desde esa visión de conjunto, puedo imaginar lo que me pide esa escena y el actor se transforma en el protagonista que necesita esa obra y todo encaja. El sentido regresa a nuestras vidas y ese fuego en los ojos se aviva porque estamos actuando. 

 

Entonces me interesa de repente un montón lo que mi creador de historias, el Orfebre mayor que cincela mi vida, ¿Qué me pides en cada una de mis historias? Así puedo recuperar, reinventar, renacer como alguien nuevo en cada una de ellas, vivir la riqueza y la libertad de Ser actuando de forma armoniosa con cada historia. El actuar se postra ante el Ser y el actor o la actriz se pone en manos de su directora o director. Nuestra conciencia se eleva al lugar del que interpreta y la Vida nos lleva a lo largo del río con el regalo de Ser. 

 

Te propongo un ejercicio de Terapia Narrativa Sincrónica

 

Piensa en un obstáculo, problema o situación que ocurra en algún departamento de tu vida. Por ejemplo en mi caso me surge la preocupación por mis hijos. 

 

Ahora desde la barca con la que navegas, observa e imagina qué protagonista dirige la barca, puede ser el protagonista de alguno de tus libros, películas, etc. 

 

En mi caso Ulises es quien aparece en mi barca…

 

Ahora pregúntale a ese protagonista que es lo que lo motiva en su historia, que puede contarte al respecto. 

 

Ulises me explica, que estuvo años luchando en guerras que no eran suyas y no quería abandonar a su esposa e hijo. Pero el destino fue más fuerte, desde entonces ha luchado por regresar con su familia cansado ya de luchar por otros. Pero para regresar a su hogar con los que ama, debe estar en paz con los dioses que ha enojado, concretamente con Poseidón. 

 

Ahora encuentra si puedes la relación con lo que mueve a tu protagonista y lo que te ocurre en tu vida. Pregúntate si de alguna manera lo que te pide tu historia es que vivas a ese protagonista y qué puedes hacer al respecto para honrarlo en tu vida. 

 

En mi caso Ulises representa lo lejos que he estado de mi familia, por mi trabajo y lo que estoy ahora también. Mi creador de historias me pide que concilie a ese aventurero pero con rumbo hacia mi familia y no hacia Troya. Pero para lograr eso tengo que hacer las paces con mi “Poseidón”. Lo que para mí tiene mucho sentido porque en mi actual trabajo lo que me separa de mi familia es viajar al inconsciente, escribir y crear. Lo que es muy “neptuniano”. Curiosamente mi mapa en clase, el asunto era como conciliar los distintos frentes abiertos que tengo, con los que sentía que no llegaba nunca, igual que Ulises en su odisea, donde haga lo que haga parece que nunca llega a su hogar. Entiendo mi trabajo, que me encanta incluso demasiado, ahí veo el efecto de Poseidón en mí, como me arrastra a sus aguas… Lo tomo ahora como un servicio que debo ofrecer a mi dios, para que las corrientes me sean favorables y me llevan hacia Ítaca con los mios. 

 

Wow! no dejaré de sorprenderme como el creador de historias nos guía y nos eleva a la conciencia de actor. 

 

Feliz fin de semana.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a La Comunidad de Peregrinos del Inconsciente: Donde Tus Descubrimientos Nunca Terminan

Ser un peregrino del inconsciente es emprender una de las travesías más profundas y transformadoras que un ser humano puede experimentar. No se trata de un viaje físico, medido en kilómetros recorridos o destinos alcanzados, sino de una expedición hacia las vastas y a menudo inexploradas regiones de nuestra propia mente. Es una búsqueda no de lugares sagrados externos, sino de santuarios ocultos dentro de nosotros mismos, donde los sueños y los símbolos sirven como guías y revelaciones.

 

Descubre La Comunidad de Peregrinos del Inconsciente:

 

¿Listo para explorar los misterios de tus sueños y desbloquear los mensajes de tus arquetipos personales? Únete a La Comunidad de Peregrinos del Inconscientehoy y accede a un mundo de interpretación de sueños personalizada, ejercicios de Terapia Narrativa Sincrónica y análisis de arquetipos que te esperan para transformar tu vida, todo por solo 9€ al mes.

 

Contacta conmigo

Whatsapp

+34 620 244 702

Instagram

@terapia-narrativa-sincronica

Youtube

Terapia Narrativa Psicoterapia de Carl Gustav Jung

Telegram

Escuela Arquetipos

Facebook

Cuentos para ir hacia la Vida

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?